Nota en Tiempo Argentino por Martin Sassone

Select album to play

tapaC
 

18 Septiembre 2012

Tres lanzamientos con la armónica como protagonista

armonica

Los nuevos trabajos de Adrián Jiménez, Mariano Slaimen y el dúo Brotzman-Pessina reflejan la amplitud de sonidos que se pueden lograr en el blues, el folklore y el tango.

Si bien hay datos que refieren que un instrumento similar se utilizó en China en el año 3000 a. C., la armónica tal como la conocemos se inventó en Alemania a mediados del siglo XIX. Por tratarse de un objeto pequeño y económico, se propagó por toda Europa y luego en América, en géneros musicales como el blues, el folk, el country, el jazz, el tango y el folklore. Ahora acaban de aparecer tres álbumes de producción nacional que representan la amplitud de sonidos que se pueden lograr con ese diminuto instrumento.

Adrián Jiménez es un referente ineludible de la armónica blusera en la Argentina. Tiene un currículum extenso y envidiable. Empezó a estudiar con un histórico, Luis Robinson, y se perfeccionó en clínicas que dieron músicos estadounidenses como Billy Branch y Norton Buffalo. Rockin’ blues es su segundo álbum y es la continuación perfecta del primero, Armónica blues, editado en 2006. Aquí, Jiménez también se enfoca en clásicos del género a los que le suma un par de instrumentales propios. Así, su armónica cromática o su diatónica sobrevuelan composiciones de Muddy Waters, Willie Dixon y Little Walter, máximos referentes del blues de Chicago.
Los músicos que lo acompañan son todos de primer nivel y varían según la canción. La joya del disco es la versión de “Stop Breakin’ Down”, donde Jiménez apenas se rodea de la guitarra de Daniel Raffo y la voz de Ricardo Tapia, cantante de La Mississippi, para homenajear al legendario Robert Johnson. La grabación de Rockin’ blues se realizó en tres sesiones, entre julio de 2010 y agosto del año pasado. Como sucede siempre en el ámbito del blues local, el disco demandó mucho esfuerzo y pasión, y el resultado refleja todo eso.
Al límite, el segundo álbum solista de Mariano Slaimen, tiene unos meses más, pero por tratarse de una producción independiente, sigue siendo una novedad. Slaimen no es nuevo en la escena musical. Durante los años ’90 fue uno de los integrantes de la banda de blues King Size y participó en decenas de grabaciones en los últimos diez años junto a Nasta Súper, Mariano Gianni, Jorgelina Alemán y la hija de John Lee Hooker, Zakiya Hooker.
De todas maneras, Al límite no es un álbum de blues. Tiene buen swing, exquisitas interpretaciones y hermosos arreglos, sobre una base souleada. Hay varios temas instrumentales, que fueron compuestos por el bajista Matías Méndez, y algunos covers de Stevie Wonder, Paul McCartney, The Spinners y Tom Jobim.

“El trabajo contenido en el presente compacto recrea canciones clásicas de nuestra música ciudadana con arreglos y desarreglos propios.” Así definen Pablo Brotzman y Sergio Pessina a Tangotan, un álbum notable y acústico que brinda una nueva mirada a nuestro tango.
Brotzman es un músico excepcional y el sonido de su armónica cromática Hohner fluye con sentimiento por sobre la base de guitarra de Pessina en temas tradicionales como “Flor de lino”, “El choclo”, “Sur” y “Melodía de arrabal”. En esencia, es un disco instrumental –aunque hay dos temas en los que colabora el cantor Adrián Moranchel– que reivindica al viejo y querido tango. «
Las fichas
Rockin’ blues
Artista: Adrián Jiménez.

Género: blues.
Año: 2012.

Muy bueno

 

• • • •

Al límite
Artista: Mariano Slaimen.

Género: soul, R&B, instrumental.
Año: 2011.

Bueno

 

• • •

Tangotan
Artista: Pablo Brotzman
y Sergio Pessina.
Género: tango.
Año: 2011.
Muy bueno

 

• • •

Deja un comentario

 

 
 
previous next
X